Consejos para contratar al Realtor ideal

"Hoy en día comprar o vender una casa resulta un proceso tedioso, debido a la protocolización que demandan estos trámites, sin embargo, Si cuenta con la asesoría de un buen agente inmobiliario, le resultará mucho más fácil y seguro."



Contratar un asesor inmobiliario no es tarea difícil, actualmente hay miles de personas ejerciendo esta labor, sin embargo, el nivel de profesionalismo puede variar dependiendo de la inteligencia, emprendimiento y capacidades del profesional, por eso acá mencionamos algunos aspectos básicos a tener en cuenta para elegir al mejor realtor.

  1. Verifica las credenciales del agente: Un Realtor debe estar registrado en la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR, por sus siglas en inglés). Dentro de la asociación, el agente puede recibir designaciones puntuales que denotan ciertas experiencias. Entre estas designaciones podemos encontrar las siguientes:
     
    • ABR o representante acreditado del comprador: Es un agente que ha aprobado cursos para representar a un comprador. Ideal para negociar hipotecas, precios de ventas de inmuebles y otras características del proceso de compra.
    • MRP o profesional de la relocalización militar: Este profesional se dedica a la reubicación de personal militar y su familia.
    • CIPS o especialista certificado en propiedades internacionales: Esta certificación, acredita al agente en inversiones en el extranjero.
    • SRES o especialista de bienes raíces para personas de la tercera edad: Indica que es un profesional dedicado a trabajar con personas de edad avanzada.

  2. Verifica la licencia del agente: Obviamente debes asegurarte que el realtor posea una licencia vigente y haya terminado todos los cursos que le acrediten como agente inmobiliario.

  3. Habla con los clientes antiguos: Si no conoces ningún cliente antiguo del agente, puedes verificar sus redes sociales, blogs, pagina web… Etc. Algo que te permita verificar la calidad de trabajo del realtor.

  4. Solicita un contrato de 90 Días: Finalmente contrata el agente por un periodo de tiempo, si su trabajo y la relación cliente-agente es efectiva puede extender el plazo de trabajo o simplemente buscar otro realtor que se adapte mejor a sus necesidades inmobiliarias.

En resumen, una persona promedio no vende o compra una casa todos los días, así que es mejor asesorarse bien desde un principio y entre mayor sea la experiencia del realtor, menor será la posibilidad de fracasar al momento de realizar un trámite inmobiliario.

Fuente: copyright © Negociomiami 2019